Aaron Boone como capataz de los Yankees han abierto las líneas de comunicación

NUEVA YORK.

Los primeros días de Aaron Boone como capataz de los Yankees han abierto las líneas de comunicación con muchos de sus jugadores, y establecer una relación bien cercana con el receptor dominicano Gary Sánchez parece ser una de las prioridades para el nuevo timonel.

Boone afirmó en una nota en el sitio oficial de las Grandes Ligas que ha estado intercambiando mensajes de texto con el cátcher de 25 años de edad, al igual que con otros miembros del roster de los Yankees. Boone tiene previsto reunirse personalmente con Sánchez en algún momento durante las próximas semanas.

“Una de mis prioridades es tener una relación bien cercana con Gary”, declaró Boone. “Tengo la expectativa de que este muchacho será un gran jugador para nosotros e impactará en ambos lados del juego por muchos años”.

Sánchez bateó .278 con 33 jonrones y 90 carreras producidas en 122 juegos esta pasada campaña, su primera completa en Grandes Ligas, pero se especulaba que existía alguna fricción entre Sánchez y el ex manager Joe Girardi.

Durante un encuentro a finales de junio en Chicago, las cámaras de televisión captaron a Girardi hablándole de una manera autoritaria a Sánchez, lo que después el piloto explicó que intentaba hacerle saber al dominicano que debía nivelar mejor su peso para poder bloquear los pitcheos.

Tras una derrota en agosto en Cleveland, Girardi fue más directo aún, declarando ante los medios que la defensa de Sánchez “tenía que mejorar, punto”, antes de enviarlo a la banca por un par de juegos. Los 16 passed balls de Sánchez empataron el liderato en Grandes Ligas, además de los 53 lanzamientos descontrolados con Sánchez en la receptoría, la segunda mayor cantidad detrás de Jonathan Lucroy.

Al explicar el despido de Girardi tras finalizar la participación del equipo en la postemporada, el gerente general Brian Cashman prefirió evadir el tema sobre la relación entre Girardi y Sánchez, pero el GG confesó que estaba consciente de que la “comunicación y conectividad” de Girardi con sus jugadores se había convertido en una preocupación.

“No se trató de un problema en especial”, reveló Cashman. “Fueron varias situaciones”.

Eso dio pie a que los Yankees contrataran a Boone, quien fue formalmente presentado como el 33er timonel en la historia de la franquicia el miércoles. Boone, de 44 años de edad, dijo que cree que ayudar a Sánchez a alcanzar sus metas de desempeño será una parte integral para el éxito de los Yankees en el 2018.

“Creo que a veces nos olvidamos de lo joven que este muchacho es y del tremendo desempeño que ha tenido hasta ahora”, manifestó Boone. “Ha tenido bastante éxito en una de las posiciones más exigentes de todos los deportes.

Seguiremos apoyándolo. Seguiremos construyendo una relación estrecha para ayudarlo a desarrollarse en cada faceta porque sabemos la clase de jugador que puede ser”.

Comentarios

comentarios