Adrian Beltré: “Sé que tengo que trabajar todos los días para ser mejor que cualquiera que esté cerca de mí”

SANTO DOMINGO.

Adrian Beltré no olvida sus orígenes. Dio los primeros pasos en el béisbol “en el patio de su casa”, pero luego pasó al estadio Domingo Savio en el 12 de Haina.

Esa estructura, mediante un acuerdo entre el tercera base de los Vigilantes de Texas y el ministro de Deportes, Danilo Díaz, será “reestructurada” con fondos provenientes de ambas partes. Es un gesto del jugador a la instalación en la que inició los pasos para convertirse en el primer pelotero dominicano que alcanza los tres mil hits.

Sobre éste y otros temas, Beltré compartió ayer con la prensa dominicana para responder un carrusel de preguntas, en un encuentro en celebrado ayer en el salón James Rodríguez, del Ministerio de Deportes.

¿Qué papel juega la disciplina en tu carrera para la permanencia en el juego?

En el béisbol no es tan fácil como a veces la gente lo cree, porque en cada equipo permiten solamente 25 jugadores. De esos 25 jugadores hay miles en las menores, que quieren tu trabajo. Yo nunca me vi de que yo, aunque era prospecto de que todo se me iba a poner fácil.

Yo siempre tuve meta de lo que quería hacer, siempre tuve la meta de lo que quería hacer en lo que yo hago. Nunca estuve satisfecho con lo que tenía o con lo que podía, sino que quería ser mejor. La disciplina vino donde yo sé que tengo que trabajar todos los días para ser mejor que cualquiera que esté cerca de mí.

No lo digo, no lo enseño, pero siempre lo pienso, yo siempre pienso como que hoy quizás sea mi último juego y el que está detrás de mí que sea mi “backup” (reserva), porque sea que esté en las menores, quizá me quite el trabajo, porque se ha visto muchas veces, alguien se lesiona por dos semanas, viene alguien a jugar y le quitan el trabajo y más nunca lo ve.

Yo siempre me he cuidado de eso y trato mi trabajo siempre como que es el último día, ya tengo 20 años en Grandes Ligas y todavía así lo pienso. Yo tengo orgullo de lo que yo hago, lo que yo hago lo hago con amor, disfruto mi trabajo pero así mismo sé que cualquier día puede ser mi último.

¿Está en la mente de Adrian Beltré convertirse en un futuro en el antesalista con más jonrones. Superar y quizás llegar a donde Mike Schmidt, que dio 509 como tercera base?

(Se ríe) Fíjate que obviamente no me enfoco en números personales, siempre me he enfocado en ser uno más del equipo y tratar de ayudar a mis compañeros, a mi equipo y para mí lo principal siempre ha sido ser campeón.

Eso es lo único que en mi carrera me hace falta, obviamente cuando uno produce se acumulan numeritos. Ese ha sido el caso en este momento, pero no enfocaré yo en dar 500 jonrones o dar más de ahí. Obviamente si mi salud lo permite y me mantengo produciendo, sean bienvenido si llegan, pero si no, no creo que me quedaría años extras solamente por acumular números.

¿Puedes describir tu reacción al disparar el hit 3000? (Tiene 3,048 en estos momentos de por vida)

Principalmente aparte de estar contento por la hazaña fue más un despojo, no de presión, si no de no tener que lidiar con las preguntas de los medios en Estados Unidos, de saber que mi familia estaba ahí presente y me quedaban creo que dos días para irme en la ruta,

Dejé la familia completa y los amigos que estaban conmigo allá y viajarlos para Minnesota, es decir que iba a ser un poquito más ‘estresante’; todo ese momento para mí cuando di el hit, me sentí bien, me sentí alegre, me sentí con menos peso sobre mí, pero para mí lo que hizo el evento mejor fue cuando yo vi mi familia corriendo hacia el terreno y cuando me abrazaron y me dijeron que estaban orgulloso de mí, para mí eso fue lo mejor, la gente creo que los tres mil hits y los números.

Me he sentido muy bien. Para mí es un orgullo decir, que lo que yo hago lo disfruto. Me he sentido muy bien que lo he hecho de la manera correcta, me siento más que orgulloso y a la misma vez, me siento un poquito confuso porque no puedo creer que yo, con tantos peloteros dominicanos, yo siendo fanático de los tiempo atrás de Jorge Bell, hablamos de Rico Carti, hablamos de Vladimir Guerrero, hablamos de Ortiz, Moisés, y saber que yo he sido el primer dominicano, nacido en Dominicana que logró esa hazaña, todavía para mí no es real. Pero obviamente tengo que aceptarlo y estoy orgullosamente contento de serlo.

¿Cuántos años le quedan a Adrian Beltré en las Grandes Ligas?

Si digo que me queda uno, dos o tres años, quizás te mienta. Si Dios me da la facilidad y me permite ser campeón este año venidero, quizás sea más fácil para mí yo retirarme, porque lo único que me mantiene con fuerza de trabajar y con el amor al béisbol es ser campeón.

He ido a muchas postemporadas, he estado en serie mundial, pero no es igual estar en una serie mundial que ganarla. Yo no quiero ser de los jugadores que dan muchos ‘tumbulazos’ (vueltas) y se quedan quizás unos años de más, de lo que deben.

Obviamente si el cuerpo mío se mantiene saludable, si yo me mantengo produciendo de la manera que lo he estado haciendo los últimos años, sería más fácil quizás añadirle uno o dos años más. Pero si eso no ocurre de esa manera, si el cuerpo empieza a decirme que es suficiente, que no estoy rindiendo de la manera que debe, pues yo creo que recogería mis maletas y me iría con mi familia a disfrutarlas.

Has sobrevivido en el mundo de los esteorides y en ese sentido eres un ejemplo en las Grandes Ligas, ¿qué comentario tienes?

En la era de los esteroides es un tema delicado. Es un tema delicado, creo que yo no estoy aquí para acusar a nadie, ni saber quién lo hizo o no. Pero yo sé que cada cual tiene su opinión sobre eso y cada cual tiene el chance de hacer lo correcto o no.

Obviamente, gracias a Dios, yo nunca he tenido necesidad de hacer eso, ni lo voy a hacer tampoco, pero obviamente pasamos por una era donde varias personas lo usaron. Hay muchas reglas que no te permiten eso porque te van a encontrar y ha estado mucho mejor.

¿Cuál es tu reacción sobre ser considerado entre los mejores antesalistas en la historia del juego?

Para mí siempre ha sido un orgullo cuando un jugador se me acerca, especialmente tercera base y me dice, tú eres mi favorito.

Para mí eso me satisface mucho, porque yo siendo más fanático de la persona, porque a mí se me acercó hace dos años, quien para mí es el mejor tercera base, sin faltar al respeto a otro dominicano, (Manny) Machado, (Nolan) Arenado para mí es un tercera base que es increíble y esa persona se me acercó y me dijo que él era fanático mío, que yo era el mejor tercera base del mundo. Obviamente está hablando mentira, pero solamente de saber que él piensa de mí de esa manera, para mí es un orgullo.

Comentarios

comentarios