Alemania e Inglaterra ganan en inicio

PARÍS.

Alemania e Inglaterra, los dos ‘grandes’ que abrían este domingo los clasificatorios europeos para Rusia-2018, debutaron con triunfo, pero de diferente manera, ya que los actuales campeones del mundo ganaron fácil en Noruega (3-0), los ingleses necesitaron un gol en el descuento para imponerse en Eslovaquia.

La Mannschaft inició su defensa del título logrado en Brasil-2014 con un fácil triunfo en Noruega por 3-0, con dos goles del delantero del Bayern Múnich Thomas Müller (15 y 60) y otro de su compañero en el equipo bávaro Joshua Kimmich (45).

Salvo un par de sustos en el primer tiempo, el equipo de Joachim Löw fue el dueño absoluto del partido, con una posesión del balón que rondó el 70% y una efectividad en el pase que superó el 90%.

Müller abrió el marcador, en una jugada en la que no acertó con un primer remate, pero se levantó rápido del suelo para adelantarse a la defensa y al arquero noruegos (15).

El partido quedó sentenciado en la última jugada antes de la pausa, cuando el joven Kimmich concluyó una jugada que habían iniciado con una pared Müller y Mesut Özil (45).

El propio delantero del Bayern Múnich se encargó de acabar con cualquier intento de reacción local, al conectar un cabezazo en el primer palo a centro de Sami Khedira para anotar el tercero (3-0).

– Falta de eficacia germana –

“Creo que hicimos un buen partido, dominamos con nuestro estilo. Noruega no fue muy fuerte esta noche, no llegaron a entrar en el partido, pero también es porque nosotros jugamos bien. Por supuesto que hay cosas que mejorar, la eficacia de cara a puerta, que ya fue nuestro gran problema ante Francia en semifinales de la Eurocopa”, explicó Löw al finalizar el partido.

En este mismo grupo C, la República Checa, que se antoja a priori como el rival más complicado para la Mannschaft por el primer puesto en un grupo asequible, no pasó del empate sin goles en casa ante Irlanda del Norte.

Alemania comparte el liderato de la llave con Azerbaiyán, que derrotó por 1-0 a San Marino.

Antes, el otro ‘grande’ del fútbol europeo que entraba en acción este domingo, Inglaterra, inició la era Sam Allardyce con un triunfo agónico en Eslovaquia, gracias a un tanto del centrocampista del Liverpool Adam Lallana en el descuento (90+5).

Fue un partido muy cerrado y de escasas ocasiones hasta que a la hora de juego el central Martin Skrtel fue expulsado por doble amarilla.

A partir de ese momento los ingleses comenzaron a combinar jugadas y a procurarse chances para marcar, aunque hubo que esperar al descuento para que Lallana, que había estrellado un disparo al palo minutos antes, deshiciese el empate inicial.

“Fue un partido con un final muy estresante, porque el escenario de 10 hombres (de Eslovaquia) significaba que estábamos obligados a ganar”, declaró el seleccionador al canal de televisión ITV.

“Pero al final lo merecimos y ganamos al final, Dominamos el juego y logramos un triunfo muy importante”, añadió Allardyce.

Comentarios

comentarios