El Nápoles se impuso esta tarde, por 2-0, a un Bayern Múnich

El Nápoles se impuso esta tarde, por 2-0, a un Bayern Múnich repleto de suplentes que encajó su sexta derrota en seis partidos de pretemporada y que cosechó los silbidos de su afición.

En el segundo acto, el partido siguió siendo relativamente equilibrado, pero el Napoles tuvo más sangre fría y en el minuto 55 aumentó la cuenta con un remate desde el centro del área de Giaccherini

El Bayern no tuvo poder de reacción y en ningún momento hubo nada que apuntara a una posible remontada.

El Nápoles se impuso esta tarde, por 2-0, a un Bayern Múnich repleto de suplentes que encajó su sexta derrota en seis partidos de pretemporada y que cosechó los silbidos de su afición.

La pretemporada del equipo bávaro ha dejado mucho que desear y la preocupación empieza a crecer en su entorno, aunque el partido de hoy, por el tercer puesto en la Copa Audi, no sirve para sacar muchas conclusiones.

El Bayern salió al campo con una especie de equipo B mejorado por algunos titulares potenciales -Joshua Kimmich, Arturo Vidal y, en menor grado, Kingsley Coman- y con dos nuevos fichajes que debutaban, el central Niklas S le y el centrocampista Sebastian Rudy.

Lo que predominaba en la alineación eran jóvenes sin mayor experiencia, desde el meta Christian Fr chtl, tercer portero, hasta el delantero centro Manuel Wintzheimer.

En total, seis jugadores de la alineación inicial estaban por debajo de los veinte años.El primer cuarto de hora del partido fue bastante abierto, con ocasiones para los dos equipos hasta que Koulibaly, en el minuto 15, abrió el marcador para el Napoles con un remate desde corta distancia tras una falta lanzada desde la derecha y un error de la zaga alemana.

El Bayern había tenido antes una buena ocasión en los pies del chileno Arturo Vidal y el Nápoles otra por medio de Callejón. Antes del descanso, el Bayern llegó dos veces mas con peligro por medio de Wintzheimer y Renato Sanches.

En el segundo acto, el partido siguió siendo relativamente equilibrado, pero el Napoles tuvo más sangre fría y en el minuto 55 aumentó la cuenta con un remate desde el centro del área de Giaccherini

El Bayern no tuvo poder de reacción y en ningún momento hubo nada que apuntara a una posible remontada.

Comentarios

comentarios