Argentina vuelve al Maracaná ante una peligrosa Venezuela

ÍO DE JANEIRO. Con el recuerdo de una victoria 3-1 fresco en la memoria, Venezuela asoma como un duro escollo para una Argentina venida a menos, que trata de reencontrar su fútbol y darle por primera vez una satisfacción a Lionel Messi.

Más dependiente de Messi que nunca, Argentina se cita el viernes contra Venezuela en los cuartos de final de la Copa América. Messi y compañía regresan al icónico estadio Maracaná, cinco años después de sucumbir en la final de la Copa del Mundo.

“No tenemos un lindo recuerdo de lo que fue el Mundial, pero estamos tranquilos y tratar de hacer lo mejor”, dijo Sergio Agüero, compañero de Messi en aquella derrota 1-0 ante Alemania en 2014.

Argentina no conquista un gran título desde la Copa América de 1993, casi seis años después que Messi nació. La última consagración en un Mundial se remonta a 1986.

En la antesala a la Copa América de Brasil, Messi dio una entrevista al canal argentino TyC en la que expresó su decepción por la derrota de 2014 en el Maracaná.

“Dios dirá si me miraré con la Copa del Mundo. Es el sueño más grande que me queda por cumplir”, dijo Messi. “Esa selección estaba en un momento máximo. Teníamos un grupo impresionante”.

Messi es uno de los nueve jugadores de ese plantel que están ahora en Brasil, pero el único que fue titular ante los alemanes.

En la Copa América, Messi sólo ha firmado un gol, de penal. Pero podría tener más oportunidades, sobre si todo si Argentina alcanza la final el 7 de julio, a jugarse también en el Maracaná.

Comentarios

comentarios