El Alavés sale de los puestos europeos

La derrota del Alavés ante el Real Madrid le supone abandonar los puestos europeos de la clasificación en los que estaba acomodado desde hace cuatro meses. Los vitorianos están igualados con 32 puntos, junto a Betis y Getafe, pero la peor diferencia en el peor cómputo entre goles a favor y en contra de los vitorianos (-2) frente a béticos y azulones les descabalga de la zona de privilegio. Han sido 16 jornadas las que han convivido sin miedo ni mal de altura los de Abelardo entre los escogidos de la competición y coqueteando con posiciones como el primer puesto, incluso. Fue en la quinta fecha del campeonato, el 21 de septiembre, cuando tras la goleada en Vallecas (1-5) los albiazules se alzaron hasta el tercer puesto. En ese primer tercio de la liga y en la jornada novena, tras el triunfo en Vigo (0-1) durante esa noche del viernes y las primeras horas del sábado llegaron a ocupar una primera posición virtual de la clasificación. La mejor primera vuelta de los albiazules en su andadura en primer, para sumar 32 puntos, ha sido el gran argumento que les ha mantenido en el pelotón cabecero, ente la quinta y sexta posición como ubicación más habitual y repetida a lo largo de estos cuatro meses. A ello también ha ayudado la fortaleza de los vitorianos en su estadio donde no han perdido un partido hasta la pasada semana cuando el Rayo Vallecano quebró la racha de diez partidos y nueve meses invictos en su fortín de Mendizorroza.

Cero puntos en la segunda vuelta

No ha arrancado bien la segunda vuelta el Alavés, que cuenta sus tres partidos por derrotas desde que el campeonato atravesó su ecuador. No ha sido capaz de sumar ningún punto y el tropiezo en el Bernabéu se suma a los del Getafe (4-0) y Rayo Vallecano (0-1). Se le ha gripado el motor a los vitorianos que ya cerraron con un empate la primera vuelta en Girona, 1-1, y solo ha añadido un punto a su casillero de los últimos doce en juego. Además de la ausencia de puntos en estos tres partidos, se les ha mojado la pólvora a los arietes y resto de jugadores del Alavés, que tampoco han sido capaces de marcar un tanto a sus rivales en estos 270 minutos de segunda vuelta. El último gol anotado por los vitorianos fue el de Borja Bastón, en el minuto 50 de partido, en Montilivi y que sirvió para rescatar ese último punto sumado. Por el contrario han recibido siete goles en estos tres partidos y han generado muy poco caudal de juego ofensivo y acciones claras de gol ante la meta contraria.

Este base de tres derrotas iguala la peor racha de partidos perdidos con Abelardo en el banquillo. En el mes de marzo de la pasada temporada encadenaron tres derrotas los albiazules, ante Real Sociedad, Betis y Valencia. Estos tropiezos no pusieron en peligro el objetivo de la salvación de un Alavés que lo logro de manera holgada. Este año estos tres tropiezos han trabado la triunfal marcha de un Alavés que debe afanarse ahora en lograr cuanto antes esa barrera de los 40 puntos de la salvación.

Comentarios

comentarios