El Bayern de Múnich venció 1-0 al Olympique

El Bayern de Múnich volvió a confirmar su condición como uno de los máximos favoritos para alzarse con la Liga de Campeones que regresará la próxima semana, tras imponerse este jueves por 1-0 al Olympique de Marsella en el encuentro amistoso disputado en la ciudad deportiva del conjunto bávaro.

Ni las dos semanas de vacaciones que concedió el técnico Hans-Dieter Flick, tras la conquista de la Liga y la Copa alemana, parecen haber mermado la voracidad del Bayern, que cuenta por victorias todos los partidos desde el fin del confinamiento.

Y eso que los locales, que monopolizaron la posesión del balón desde el pitido inicial, tardaron en acercarse con peligro a la portería del Olympique de Marsella.

Pero en el momento en el que los bávaros acabaron de ajustar todas sus piezas, las ocasiones no dejaron de sucederse sobre la portería de Steve Mandanda, que con sus intervenciones impidió un resultado mayor.

Nada pudo hacer, sin embargo, el guardameta francés por evitar el tanto de Serge Gnabry, que abrió a los 20 minutos el marcador (1-0) para el Bayern, tras culminar con calidad una buena jugada individual en el interior del área.

Ventaja que los locales pudieron ampliar en el tramo final de la primera mitad con los remates de Joshua Kimmich, Thomas Müller y del canadiense Alphonso Davies a los que respondió con tres magníficas paradas el cancerbero del Marsella.

Oportunidades que siguieron sucediéndose en el arranque de la segunda mitad, en la que el Bayern volvió a llevar el peligro a la portería de Mandanda con los disparos del polaco Robert Lewandowski y el brasileño Coutinho, que sustituyó a Müller tras el descanso.

Un asedio constante que se vio frenado por los hasta once cambios que introdujo Flick en la segunda mitad, en la que el Bayern jugó los últimos veinte minutos con un equipo totalmente renovado con relación al que inicio el partido.

Comentarios

comentarios