El Celta de Vigo cumplió el trámite y se clasificó para los cuartos de final de la Copa del Rey

El contundente 1-4 logrado por los celestes en Mestalla y la delicada situación de su rival en Liga restó trascendencia al choque, pese a que Berizzo había advertido en la previa del riesgo de jugar relajados.

La alineación de Voro confirmó que el técnico valencianista tenía su mente en el próximo duelo liguero contra el Espanyol.

El futuro del club pasa por lograr la permanencia en Primera y por ello reservó a muchos de sus habituales titulares.

El juego de ida, el Celta de Vigo se goleó 4-1 al Valencia. La serie concluyó 6-2.

La eliminatoria pudo ganar en emoción si el remate de Vinicius desviado por Cabral, cuando aún no se había cumplido el minuto dos de juego, acabase en gol.

Esa acción y un remate de Bakkali sobrepasado el minuto 20 fueron las únicas aproximaciones del Valencia en todo el primer tiempo.

No generó mucho más el Celta, que fue de menos a más. Aun así, dispuso de las más claras con un remate de Señé (min.20) y un tiro de Rossi (min.35) .

El choque se animó en el arranque del segundo tiempo. El Valencia rozó el primer gol con un cabezazo Rafa Mir que detuvo Sergio lvarez a los cinco minutos de la reanudación.

El Celta cedió el balón a su rival pero eso no impidió que abriese el marcado gracias a un potente disparo desde la frontal de Rossi. Pero a la afición gallega no le duró mucho la alegría, pues un error de Cabral facilitó que minutos después Vinicius igualase el choque.

En los últimos minutos, con espacio, Pione Sisto revolucionó el choque con su velocidad. Por ahí buscó el Celta el gol de la victoria, que le llegó con un libre directo, obra precisamente del centrocampista danés.

Comentarios

comentarios