El Sevilla ganó con sufrimiento a un combativo Eibar (1-0)

El Sevilla ganó con sufrimiento a un combativo Eibar (1-0) y dio un paso de gigante hacia la ‘Champions’ en un choque donde fueron decisivos Lucas Ocampos y Jesús Navas, el goleador y su asistente, que luego evitaron el empate al parar el argentino, de portero por la lesión de Vaclík, un tiro del meta Dmitrovic.

Como improvisado guardameta, Ocampos, que había remachado a la perfección a los 56 minutos un centro de Navas para hacer el 1-0, repelió en el 101 el remate a la desesperada de Marko Dmitrovic, que subió al ataque en un saque de banda, y luego el internacional sevillano salvó bajo palos el posterior tiro de De Blasis para que su equipo amarrara una victoria y de muchos quilates.

En el cuarto choque sin público en el Sánchez-Pizjuán desde el vuelta de la Liga, marcado por el calor (31 grados al comienzo), se medían dos equipos obligados a ganar por objetivos muy dispares: el Sevilla, cuarto y animado por los traspiés de rivales directos, para reforzar su plaza ‘Champions’; y el Eibar, cuarto por la cola, con 6 puntos sobre el descenso y en busca de la salvación.

Los técnicos refrescaron mucho sus onces: seis novedades en el sevillista, con el argentino Éver Banega y el brasileño Fernando en el medio -junto a Óliver Torres-, Sergi Gómez por el sancionado Koundé y Escudero atrás y de nuevo Munir y el holandés De Jong arriba con el argentino Ocampos; y siete en el eibarrés.

Comentarios

comentarios