El español Roberto Bautista dio hoy la sorpresa al vencer en semifinales al número uno mundial

El español Roberto Bautista dio hoy la sorpresa al vencer en semifinales al número uno mundial, el serbio Novak Djokovic, por un doble 6-4, y mañana, domingo, jugará la final contra el británico Andy Murray, quien venció al francés Gilles Simon.

Bautista, que en su camino a la final también batió al serbio Viktor Troicki -verdugo de Rafa Nadal en segunda ronda- y al noveno favorito, el francés Jo-Wilfried Tsonga, jugó hoy un duelo vibrante, en el que llegó a disponer de cuatro bolas de partido.

El primer set fue muy parejo y no fue hasta el final, con 5-4 en el marcador y servicio para el serbio, cuando el español lanzó su ataque final y consiguió la primera manga con un magnífico globo para el punto ganador.

El segundo set fue todavía más trepidante, con continuas roturas de servicio y un juego en el que Bautista gozó de tres puntos de partido y Djokovic de cuatro para romper el servicio, poniendo al público del Estadio Magnolia al borde del infarto.
Llegó a su tope

Finalmente, el español, que confesó haber jugado uno de los mejores encuentros de su vida, logró el segundo set también rompiendo el servicio de Djokovic, quien no se encuentra en su mejor momento físico ni mental, según él mismo reconoció, atribuyendo esa baja forma a demasiados meses de partidos al más alto nivel.

Bautista, que nunca había llegado a la final de un Masters 1.000 pero lleva una magnífica temporada -ha gando ya dos títulos, los mismos que Nadal en 2016-, se enfrentará ahora en la final al escocés Murray, quien está mostrándose intratable en el torneo y viene de ganar la semana pasada un ATP 1.000, el Abierto de China en Pekín.

Murray volvió a ser una apisonadora -no ha cedido ningún set en el torneo por ahora- y venció por 6-4 y 6-3 al combativo Simon, que en su camino a semifinales había eliminado al tercer favorito, el suizo Stan Wawrinka.

El británico, campeón este año de Wimbledon y oro olímpico en Río de Janeiro, es el único jugador que ha llegado a cuatro finales del Masters 1.000 chino, que ha ganado en dos ediciones (2010 y 2011).

Comentarios

comentarios