Fausto Russo ha mejorado del COVID-19

El italiano Fausto Russo, de 38 años, preparador físico profesional y enfermo con coronavirus, se encuentra ingresado desde hace diecisiete días tras sufrir una neumonía grave y de la que se recupera después de tomar un fármaco para la artritis reumatoide, el Tocilizumab, en fase experimental en Italia.

Russo se encuentra en un hospital de la ciudad de Latina, en la región del Lazio (centro de Italia), y este miércoles ha contado su experiencia a los medios extranjeros a través de una videoconferencia.

Aún le cuesta respirar y tose de vez en cuando, pero se encuentra mucho mejor y ya no está intubado ni su estado es grave, como sí lo fue durante días, antes de que el hospital le ofreciera probar este medicamento.

Es el Tocilizumab no cura la enfermedad pero facilita la recuperación funcional de los pulmones de los enfermos con COVID-19 y desde el 19 de marzo está en fase de experimentación oficial en Italia.

El oncólogo Paolo Ascierto, director del Instituto del Melanoma y Terapias Innovadoras del Instituto de Tumores de Nápoles, Fundación Pascale, explicó recientemente a Efe que este fármaco bloquea la producción de interleucina-6.

Una potente molécula inflamatoria producida por el sistema inmunitario en respuesta a una infección viral y que provoca lo que se conoce como «tormenta de citocinas», que produce inflamaciones letales.

Russo es entrenador y preparador físico, no tiene patologías, no fuma y asegura no haber sufrido fiebre en los últimos diez años. Sin embargo, el 5 de marzo sintió cierto malestar al llegar a casa y al tomarse la temperatura comprobó que tenía 38 grados de fiebre.

El 8 de marzo, después de que la fiebre no remitiera y las crisis respiratorias fueran cada vez más frecuentes, llamó a una ambulancia y fue ingresado en el departamento de enfermedades infecciosas, mientras que su familia fue sometida a cuarentena.

Comentarios

comentarios