Futbolista pide al gobierno británico ayuda para niños pobres

Tras haber reunido 20 millones de libras (25 millones de dólares) para financiar comidas para personas desfavorecidas, el delantero del Manchester United, Marcus Rashford, pidió este lunes al gobierno británico que continúe ayudando a los niños pobres a alimentarse este verano (boreal).

El gobierno británico había anunciado a principios de mes que un programa que permitía a las familias modestas recibir bonos de compras de alimentos por 15 libras (18,8 dólares) por niño y semana, instaurado cuando el confinamiento había forzado a las escuelas y a sus comedores a cerrar, no será prolongado durante las vacaciones escolares estivales.

En una carta abierta a los diputados la Cámara de los Comunes, Rashford les pide «echar marcha atrás (en esta decisión) y hacer de la protección de los más débiles la prioridad absoluta».

«Dejando cualquier pertenencia política de lado, ¿no nos podemos poner de acuerdo sobre el hecho de que ningún niño debe pasar hambre?», pidió.

Comentarios

comentarios