La UEFA «se opone con fuerza» a una Superliga europea

La UEFA recordó su oposición a un proyecto de ‘Superliga europea’, mientras que Josep Maria Bartomeu, el presidente dimitido del FC Barcelona, confirmó por primera vez la existencia del proyecto, un tema recurrente que favorecería a los grandes clubes.

El máximo dirigente del fútbol europeo, Aleksander Ceferin, «indicó claramente en varias ocasiones que la UEFA se opone con fuerza a una Superliga», indicó la instancia europea.

En el momento de arrojar la toalla al frente del Barça, Josep Maria Bartomeu anunció a la prensa que el club catalán había aceptado participar «en una futura Superliga europea entre clubes de fútbol», oficializando la existencia de ese proyecto de liga cerrada o semicerrada reservada a los clubes más poderosos del continente.

Esta vieja idea del fútbol europeo, que permitiría a los grandes clubes repartirse el pastel de los derechos de televisión, competiría de lleno con la Liga de Campeones y la Europa League, organizadas al amparo de la UEFA con un principio de meritocracia y de clasificación europea a través de los resultados en los campeonatos nacionales.

«Los principios de solidaridad, promoción, descenso y de ligas abiertas son no negociables. Es lo que hace que el fútbol europeo funcione y que la Liga de Campeones sea la mejor competición deportiva del mundo», replicó la UEFA.

La confederación europea rechaza «destruir» su competición reina y asegura que una «superliga de 10, 12 o incluso 24 clubes» se haría «inevitablemente aburrida» al suprimir el margen de sorpresa de que un club más pequeño sorprenda a los más poderosos.

Comentarios

comentarios