Deportes -Lionel Messi le dice adiós a la selección Argentina

EAST RUTHERFORD, New Jersey.image_content_6830214_20160627075239

El astro argentino que acaba de cumplir 29 años, fue campeón mundial Sub20 y se colgó la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de 2008 con Argentina.

Erró un penal. Perdió su cuarta final con la selección argentina y se dijo a sí mismo “esto no da para más”.

Lionel Messi conmocionó al mundo del fútbol al renunciar el domingo a la selección tras la segunda derrota seguida ante Chile por penales en una final de Copa América.

Si no vuelve a lucir la casaca albiceleste, el que para muchos es el mejor jugador de la historia se retirará sin haber ganado una Copa del Mundo ni una Copa América.

De hecho, ningún título con la selección mayor a la que le dedicó 11 años y con la que jugó 113 partidos. Se va como el máximo goleador en la historia del equipo nacional tras alcanzar las 55 dianas en esta Copa América, superando por una a Gabriel Batistuta.

“Ya está, se terminó para mí la selección”, dijo Messi al canal argentino TyC Sports en la zona mixta del estadio MetLife, poco después de colgarse la medalla de subcampeón por cuarta ocasión en su carrera con la selección.

Sergio Romero le atajó a Arturo Vidal el primer penal, lo que daba ventaja a Argentina. Pero las cosas se igualaron nuevamente cuando Messi tiró el suyo a las nubes. Posteriormente Claudio Bravo contuvo el remate de Lucas Biglia.

“Son cuatro finales. No es para mí”, agregó resignado. “Lamentablemente lo busqué, era lo que más deseaba. No se me dio, pero creo que ya está”.

La despedida no pudo ser más amarga. Si bien hizo un buen partido, Messi desperdició un penal en la definición desde los 12 pasos y despejó el camino para que Chile se impusiese 4-2 después de que los 90 minutos y un alargue concluyesen 0-0.

Enfrentó a Claudio Bravo, su compañero en el Barcelona, e intentó batirlo con un tiro alto, al centro. Pero el remate se le fue a las nubes.

Messi reaccionó desesperado, tomando su camiseta y gritando algo, mirando al suelo. Regresó al centro de la cancha y cuando Francisco Silva convirtió el gol que le daba la victoria a Chile, se marchó solo hacia un costado de la cancha y se sentó en el banco de suplentes, llorando.DiarioLibre.

Comentarios

comentarios