Los Medias Rojas son punteros en el Este de la Liga Americana

SANTO DOMINGO.

Los siempre candidatos Medias Rojas son punteros en el Este de la Liga Americana con una ventaja que se puede perder en un parpadeo (2.5 juegos) y el principal orificio ha sido identificado en la antesala.

El jefe de operaciones Dave Dombrowski no ve opciones en el mercado de cambio que cierra el lunes y acaba de rendirse con Pablo Sandoval, a quien pagarán hasta US$50.5 millones fuera del equipo al 2020.

Los terceras bases de Boston van 26 entre 30 en bateo (.228), 24 en carreras remolcadas (41), 25 en anotadas (42), 27 en jonrones (7) y últimos en total de bases (111), de acuerdo a ESPN. A la defensa son los segundos en errores (18) y penúltimos en porcentaje (.931).

Ante ese escenario, el prospecto dominicano Rafael Devers ha entrado al tablero como la mejor opción para Dombrowski, arquitecto de los Marlins campeones de 1997 y los Tigres de Miguel Cabrera que visitaron dos Series Mundiales.

Devers, de 20 años, será el jugador más joven que se uniforme Red Sox desde Luis Alvarado en 1968. Adrian Beltré y Aramis Ramírez, también antesalistas, eran más jóvenes que él y con menor experiencia cuando asumieron responsabilidades similares.

A Beltré en 1998 los Dodgers lo subieron tras dos campañas de ligas menores y 19 años. Ramírez también necesitó solo dos cursos en el laboratorio e igual edad cuando los Piratas le entregaron la almohadilla el mismo año.

Devers, nacido en Samaná en 1996, comenzó a sentirse más cómodo bateando a la zurda de niño jugando en la liga Los Trinitarios (SDE) y no ha vuelto a cambiar de mano.

Llegó a la International Prospect League (IPL) con 14 años donde el scout de Boston Emmanuel Nanita lo evaluó y convenció al club de darle un bono de US$1,5 millones en 2013.

Si bien su guante todavía es una tarea pendiente, desde que firmó no ha pasado por un circuito en el que su madero no haya castigado a los lanzadores.

En la Liga de Verano apenas jugó 28 partidos en 2014 (.337/12 extrabases/21 remolcadas) ese mismo año saltó a la Liga del Golfo (.312), en 2015 aterrizó en Clase A (.288/11 HR/70 CE) y al llegar al país fue escogido primero en el draft de novatos por el Escogido, donde jugó 13 partidos con promedio de .279 con 18 años.

La temporada pasada jugó en la Liga de Carolina (A+) con .282/11 HR/71 CE, este 2017 comenzó en la Liga del Este (AA) donde llevaba .300 con 18 vuelacercas y 56 producidas antes de ser subido a la Liga Internacional (AAA) donde en nueve partidos terminó de convencer al club grande que hiciera la apuesta por él (.400/2 HR/4 CE).

El domingo recibió la llamada de unirse al equipo en Seattle y sus familiares más cercanos viajan el viernes a Boston junto a Amaury Nina, presidente de la IPL.

Deven Marrero ha jugado la mayor parte de la campaña en la esquina caliente del Fenway Park con un pobre .216/3 HR/23 CE en 56 encuentros y Sandoval apenas produjo .212/4 HR/12 CE en 32 compromisos.

Devers parece ser un producto terminado en poco tiempo, tal como Nomar Mazara, que debutó con 20 años en 2016.

La novena de Nueva Inglaterra cuenta con un núcleo joven probado que puede ayudar a la integración de Devers. Andrew Benintendi tiene 22 años, Xander Bogaerts 24, Mookie Betts 24 y Jackie Bradley 27.

Cada vez que Boston planteaba negociaciones el nombre de Devers salía a relucir. Al desprenderse de Yoan Moncada en la temporada muerta, quedaba como la joya de la corona. Baseball America lo coloca como el prospecto número seis.

Comentarios

comentarios