Más de un año sin ganar un partido por 1-0

Ganar partidos marcando un único gol y dejando la portería a cero es algo bastante habitual para varios equipos de la División de Honor.

Pero hay otro grupo -entre los que se encuentra el Celta- que cada 90 minutos hacen goles y también los reciben por lo que ganar por 1-0 ó 0-1 no es algo que resulte frecuente.

Los vigueses se impusieron el sábado al Sevilla gracias al solitario gol del turco Okay Yokuslu. Fue la primera vez que esto sucedía en la presente campaña ya que hay que remontarse al 14 de Enero de 2018 para encontrar el partido de liga más cercano en el tiempo que el Celta ganó marcando un solitario gol.

Fue en el «Ciutat de Valencia» y frente al Levante con Pione Sisto ejerciendo como solitario goleador, mientras que el último 1-0 en el Estadio de Balaídos también fue en la pasada temporada 17-18 (24-11-2018) contra el Leganés; esa noche decidió el gol de Iago Aspas para que los tres puntos se quedasen en Vigo.

Mientras el Celta se «estrenaba» este sábado con el 1-0, hasta cinco equipos de Primera División (Deportivo Alavés, Atlético de Madrid, Espanyol, Rayo Vallecano, Betis) han ganado al menos cuatro veces esta campaña por 1-0 ó 0-1. El resultado más repetido en lo que llevamos de campaña para el Celta es el 1-1 que se dio en cuatro partidos.

Para el meta Rubén Blanco terminar un partido sin encajar goles es una muy buena noticia para todo el equipo «pero más que a título individual, a nivel colectivo.

Ante el Sevilla todos defendimos muy bien y si somos capaces de mostrar esta actitud en los próximas citas, vamos a ir para arriba. Eso seguro», sentenció el futbolista de Mos.

Comentarios

comentarios