Para la NBA es tiempo de jugar y exigir justicia social

El pívot de Miami Bam Adebayo no conocía Breonna Taylor. Nunca había escuchado sobre la mujer que trabajaba como técnica en una sala de urgencias y deseaba convertirse en enfermera, propietaria de su casa, esposa y madre.

No sabía nada de ella, hasta que murió. Ahora, no hay día que no pronuncie su nombre.

Con el regreso de la NBA, entrenadores y jugadores están determinados a cerciorarse de aprovechar esta oportunidad y utilizar su plataforma para hacer declaraciones enfáticas en un momento en el que las exigencias de equidad racial son más fuertes que en varias generaciones anteriores.

“Lo que le ocurrió a Breonna Taylor me pudo ocurrir a mí, debido al color de mi piel”, dijo Adebayo. “Queremos que la gente entienda que la vida de la gente de raza negra sí importa.

Estamos cansados de ver a nuestros hermanos y hermanas muriendo por la brutalidad policial, por ninguna razón aparente. Pónganse en nuestros zapatos. Sólo queremos equidad, es todo”.

El 11 de marzo se suspendió la temporada de la NBA por la pandemia de coronavirus. Dos días después Taylor recibió un disparo fatal por parte de la policía de Louisville, Kentucky dentro de su apartamento.

La liga oficialmente reanudará su campaña con dos partidos el jueves por la noche. Hay gran expectación por el reinicio de los encuentros, pero igualmente —si no es que más— por conocer lo que harán jugadores y entrenadores además de disputar los duelos.

Ninguno de los 22 equipos que se encuentran en Walt Disney World ha revelado específicamente lo que hará en materia de alguna protesta en la cancha. Se espera que se arrodillen durante el himno nacional, una acción que inició en la NFL con Colin Kaepernick y que se ha mantenido en otros deportes desde entonces.

“Obviamente tenemos una oportunidad de seguir con el mensaje del movimiento de justicia social”, dijo el base de Nueva Orleans J.J. Redick.

Comentarios

comentarios