Pau Gasol, a sus 36 años, vuelve a ser el gran símbolo de una marca histórica para el baloncesto español

HOUSTON.

El pívot Pau Gasol, a sus 36 años, vuelve a ser el gran símbolo de una marca histórica para el baloncesto español que comenzó la temporada regular 2016-17 de la NBA con 10 jugadores y seis estarán en los playoffs.

También lo ha sido para el propio Pau, que juega la primera con los Spurs de San Antonio, y en teleconferencia admitió haber vivido una temporada especial en la que sobre todo volvió a disfrutar del baloncesto.

“Cierto que he conseguido la marca de los 20.000 puntos, la de triples y llegó por undécima vez de mi carrera a los playoffs, pero lo más importante es que he disfrutado al máximo, me he sentido muy a gusto en la cancha y feliz con lo que hago”, destacó el mayor de los hermanos Gasol.

El jugador de Sant Boi no tiene ningún problema con el rol que le ha tocado jugar en la segunda mitad de la temporada de sexto hombre, porque desde que llegó a los Spurs todos tuvieron muy claro que llegaba para ayudar al equipo, sin importar la manera como tendría que hacerlo.

“Dentro del equipo todos somos importantes y ese sentido de unión y de apoyo ha sido lo que nos ha permitido conseguir la segunda mejor marca de la liga”, valoró el mayor de los hermanos Gasol. “La misma mentalidad es con la que llegamos a los playoffs”.

Unos playoffs que serán también muy especiales y únicos para Gasol ya que en la primera ronda, a partir del sábado, el rival de los Spurs serán los Grizzlies de Memphis, donde su hermano Marc es el gran líder y hombre a batir.

“Será la primera vez que nos enfrentemos en la competición de playoffs y como hicimos en la temporada regular cada uno de nosotros buscaremos lo mejor para nuestro equipo”, declaró Pau. “Aunque siempre es una motivación especial tener de rival a Marc, al final será la labor de conjunto la que defina el marcador”.

Aunque reconoce que será una serie especial, intensa y emotiva al hacerla contra su exequipo y su hermano, pero al final el proceso será el mismo, tener el máximo de concentración y aprovechar el factor campo.

También admitió que nada ha cambiado en la relación con su hermano, que es todo normal, y que como es lógico lo verá cuando llegue a San Antonio.

“Ambos sabemos que la eliminatoria es importante para nuestros equipos y que lo que tenemos que hacer es ayudarlos a ganar”, valoró el jugador de Sant Boi, que ha sido seis veces elegido para el Partido de las Estrellas, incluido el que fue histórico con el duelo que protagonizó con su hermano en Nueva York.

Sin embargo, Pau, con 16 años en la NBA y dos títulos de campeón en su haber, admitió que los Grizzlies desde que llegó Marc se han convertido en un equipo muy difícil de batir y de hecho ellos fueron los que en los playoffs del 2011 dieron la gran sorpresa con la eliminación de los Spurs.

“Eso significa que no tenemos que confiarnos para nada, que tendremos que salir a jugar nuestro mejor baloncesto e intentar acabar cuanto antes la eliminatoria, sin dejar que nunca se metan en la misma”, subrayó Gasol. “Ganar los dos primeros partidos en nuestro campo será vital”.

Tras reiterar que elegir a los Spurs fue una “gran decisión”, el mayor de los hermanos Gasol dijo sentirse feliz por volver a la competición de la fase final, no la jugó el año pasado al quedar eliminados los Bulls, destacó que el haber alcanzado la marca de los 20.000 puntos le ha llenado de satisfacción.

Ante los Jazz de Utah, Pau se convirtió en el jugador número 43 en la historia de la NBA que llegó a los 20.000 puntos y el segundo europeo que lo consigue después del alemán Dirk Nowitzki.

“Es realmente muy emotivo, difícil imaginar que se puede llegar a esos números”, reiteró el mayor de los hermanos Gasol. “Solo demuestra el tipo de jugador que soy, que he sido y lo duro que he tenido que trabajar hasta poder alcanzar este tipo de marcas”, valoró Gasol que también se convirtió en el mejor triples de la temporada regular al conseguir 56 canastas de 104 intentos.

Comentarios

comentarios