El Real Madrid sufrió para vencer 5-3 al Betis

SEVILLA, España.

El Real Madrid goleó 3-5 al Real Betis y trasladó a LaLiga, su asignatura pendiente este año, su buen momento en ‘Champions’ tras su triunfo ante el PSG, en un partido en el que mostró dos caras: una floja y discreta en la primera parte, y otra diferente con una gran segunda parte en la que marcó cuatro goles.

Los madridistas se fueron al descanso con un 2-1 adverso, tras adelantarse por medio de Marcos Asensio, pero encajó dos goles en cuatro minutos, del 33 al 37.

Obra del argelino Mandi y de Nacho en propia meta, un desaguisado que arregló en el segundo tiempo con tantos de Sergio Ramos, Asensio y Cristiano Ronaldo, tras lo que Sergio León hizo el 3-4 y luego Benzema el 3-5.

Zinedine Zidane hizo cinco cambios respecto al equipo que ganó 3-1 el miércoles al PSG, sin el alemán Toni Kroos, lesionado, y con los galos Varane y Benzema, el croata Modrid e Isco en la suplencia.

El técnico francés apostó por las rotaciones y sacó un once muy renovado, con Carvajal de nuevo como lateral derecho; Lucas Vázquez, Casemiro, Kovacic y Marco Asensio en la línea de creación; y más adelantados el galés Gareth Bale y el portugués Cristiano Ronaldo.

El Real Madrid, exultante tras su triunfo en la ‘Champions, llegó a Sevilla obligado a resurgir en LaLiga después de que cuatro tropiezos (2 derrotas y 2 empates) en los seis últimos partidos le hayan situado cuarto, a una gran distancia de Barcelona y Atlético.

En el Betis, que buscaba su tercer triunfo seguido para ponerse séptimo, Quique Setién repitió su nuevo sistema de tres centrales y dos carrileros; con el argelino Boudebouz, Fabián y el mexicano Guardado en el medio; y arriba Joaquín y el canterano Loren Morón.

Ante este nuevo ‘examen’ en Liga, el Madrid salió concentrado, como queriendo resolver pronto, entró bien por las bandas con Lucas Vázquez y Marco Asensio y llegó al área local con cierta comodidad.

Los madridistas comenzaron mandando y tras dos avisos, un pase atrás de Ronaldo que un defensa despejó a córner y una incursión por la derecha de Asensio que atajó Adán, el mallorquín logró el 0-1, de cabeza, al recoger un rechace del portero tras un remate de Ronaldo.

Sin embargo, a partir de ahí, el equipo merengue desapareció, mostró cierta indolencia y no volvió a llevar peligro a la meta contraria hasta el minuto 36, en gran parte por el paso adelante que dio un Betis ahora más intenso, con mucho más ritmo y rapidez.

Los verdiblancos, con Joaquín muy incisivo y el argelino Ryad Boudebouz entonado, sorprendieron entonces al Real Madrid, que bajó su nivel y empezó a sufrir las llegadas de un Betis muy suelto.

Con el Madrid ya sin el control, avisó Loren (3 goles en los dos últimos partidos) y, sobre todo, el argelino Mandi al peinar un córner a los 21 minutos. De nuevo, el canterano lo intentó con un tiro ligeramente desviado y Joaquín en una falta a la escuadra de Keylor Navas, pero el costarricense salvó el empate.

Los blancos perdieron por lesión a Marcelo, sustituido por Theo Hernández, al filo de la media hora, mientras el Betis, muy vertical, siguió a lo suyo.

Tras no cabecear Mandi, solo en el área, un pase de Joaquín en el 28, cinco minutos después y con los mismos protagonistas no perdonó e hizo el 1-1 de un testarazo en el 33.

Comentarios

comentarios