Serena Williams vuelve al Abierto de Australia con victoria

Serena Williams regresó el martes por la puerta grande al Abierto de Australia. Casi como si no se hubiera ido.

En su primer partido en Melbourne tras ganar el título en 2017 cuando estaba embarazada de su hija _ el primero oficial tras la caótica derrota en la final del Estados Unidos en septiembre _ Williams pareció estar en su mejor momento al imponerse por 6-0, 6-2 a Tatjana Maria en la primera ronda.

La exnúmero uno del mundo concedió sólo cinco puntos en el primer set y fue completamente quirúrgica en su victoria sobre María, su vecina en Florida y madre de la compañera de juegos de su hija.

María sólo puso en juego dos de sus primeros servicios en el primer set y no sumó puntos hasta que conservó su saque en el cuarto juego del segundo set. La alemana lloraba al abrazarse a Serena en la red al final del duelo, y Williams se unió a la multitud que aplaudió su salida del estadio.

“Creo que a última vez que estuve aquí estaba embarazada y jugando al mismo tiempo, lo que es una locura”, comentó Williams. “Es un poco raro volver, sola esta vez”.

Williams clasifica el título ganado en 2017 en Australia entre los mejores de sus 23 de Grand Slam por todo lo que le estaba sucediendo. Desde su regreso al circuito tras el nacimiento de Alexis Olympia, perdió las finales de Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos.

“Literalmente, la mejor victoria de mi carrera”, recordó el martes en una entrevista postpartido en la televisión. “Simplemente es emocionante estar de regreso”.

Ahora tiene una racha de ocho encuentros ganados en Melbourne Park y sólo perdió uno de sus últimos 22 duelos en el major que inicia la temporada, que ha conquistado siete veces. Si se corona en Australia, Williams igualaría el record de 24 Grand Slams de Margaret Court.

Comentarios

comentarios